Entrevista con Cristina, sexóloga.

¿Sabes cómo es tu clítoris? … ¿Sabes que es primo hermano del pene?… 🤔

Estoy con Cristina Henarejos Carmona, Maestra de Educación Primaria, Psicopedagogía, Coach, Sexóloga. En una entrevista “en casa”, porque así se siente el Espacio Sensex donde Cris pone cuerpo y alma en crear un espacio seguro, tranquilo, amoroso, donde todos y todas se sientan respetados y amados /as en su búsqueda, en su auto-conocimiento, en su auto-descubrimiento. Gracias Cris! 💜

Hablamos sobre sexo, sexualidad, sexología, amor, creencias, desconocimiento, tabús, mitos, etc., aprendemos con cada palabra, con cada gesto.

Puedes ver el vídeo completo en Youtube, y no dejes de mirar los talleres interesantísimos que Cris ha programado en SenSex, por ejemplo, Ciclo Menstrual Consciente, al que ya me apunté, la primera. ¿Nos vemos? 🤗

La entrevista completa no tiene desperdicio. Es fabulosa. En el canal de Hypo Gym📺

Y entonces aquí te resumo un poquito de lo que hemos hablado.

Empezamos poniendo en conocimiento la existencia de hombres, mujeres y personas intersexuales. Yo no sabía que se llamaban así. Es cuando por ejemplo, una persona tiene útero y pene. Y nos cuenta Cris que hay tantas personas intersexuales en el mundo como pelirrojos. ¿Por qué no se habla de esto? …

Hablamos de la falta de educación sexual que existe en general, en el mundo, en las escuelas, en los hogares, en la vida. Y cómo el porno se ha transformado en la escuela de sexo de los jóvenes, trayéndonos unas relaciones sexuales vacías, mecánicas, que niegan la piel, como órgano más grande del cuerpo, centrándose solamente en los genitales. Y eso como mínimo; lo más grave, el incremento de las violaciones, las manadas, la violencia como modelo aprendido en las películas pornográficas. Triste y macabro a la vez.

Hablamos de cómo tanto las religiones monoteístas como el modelo de patriarcado ha sometido a las mujeres durante siglos, siempre, aún hoy, negando su sexualidad, su placer, su autoconocimiento. En muchos casos aún la culpa y la vergüenza nos ha llevado a negar nuestro sexo y repudiar nuestros genitales, relegándolos a “esa cosa que tenemos entre las piernas”. Pero ojo, que también oprime a los hombres, adjudicándoles la responsabilidad del goce de la mujer, la necesidad de ser potente y siempre tener ganas, la obligación de ser fuerte y negar sus sentimientos y emociones.

La sociedad patriarcal fomenta las características masculinas sobre las femeninas. Por eso el pene tiene muy buen marketing, no así la vulva. Aunque todas las personas tenemos energía femenina y masculina, seamos hombres, mujeres o personas intersexuales, se tiende a reprimir la femenina y potenciar la masculina, por mandato. Es necesaria una reprogramación.

Cris nos comenta que una vez adultos, la manera de poder re-conectar, conocernos, y auto-educarnos en la sexualidad, es a través del sentir. Sentir, estar presente, conocerse, poder pedir lo que nos gusta para que la otra persona pueda darlo. Aquí nadie (de momento) tiene el poder de la telepatía.

¿Existe eso de “soy clitoriana” o “soy vaginal”? ¿Está separado ese sentir, ese placer que es capaz de sentir una mujer?

Y resulta que no, que es lo mismo. El clítoris es como el pene, sólo que sus bulbos y raíces están separados. Los bulbos rodean la vagina, por eso, puede excitarte tanto la estimulación externa (del botoncito que asoma por fuera) o la parte interna, con la penetración o estimulando la vagina por dentro. Y resulta que tenemos “próstata”, pequeñita, que nos permite “eyacular” también, y nos permite sentir placer, el famoso punto G. Aunque no es un punto sino una zona, con unas glándulas que nos permiten estas secreciones.

Hablamos de la hipersexualidad que nos venden, que hay que llegar al orgasmo, y si eyaculamos, mucho mejor. Esto es lo que venden. Pero no es necesario ni siempre va unido al disfrute sexual. Ni para hombres, ni para mujeres, ni para personas intersexuales.

“Lo que está pasando es que la mujer está reproduciendo la sexualidad masculina: agitación, fricción, orgasmo. Reduciendo todo a unos centímetros, cuando tenemos metros de placer.” Entonces Cris nos recomienda: “Parar, erotizarse, darse calor, darse amor a una misma, para no reclamar al otro. Los genitales tocarlos desde el respeto y el amor. No se trata de usar el cuerpo para llegar a un orgasmo sino de darle amor”.

También hablamos del uso y abuso de los juguetes sexuales, que pueden producir la des-sensibilización de los genitales. Es al final algo antinatural, pero somos víctimas de la inmediatez y la falta de paciencia, el modelo de vida de “lo quiero todo y lo quiero ya”. Y sólo nosotros somos responsables de este cambio.

Y sobre todo con esta charla aprendimos que SEXUALIDAD=DIVERSIDAD. A cada uno le gusta una cosa, y ¡gracias a Dios! Por eso lo más importante es auto-conocerse, no comprar fórmulas externas, ni pelis, ni redes sociales, … ¡Descúbrete!

Si algo de esto te resuena, consulta con alguien experto, déjate llevar de la mano en este camino de auto-conocerse, re-programa. Cada uno es responsable de su propio placer. Y la sociedad nos arrastra a hacer y hacer, y nos aleja del ser, haciendo que estemos siempre en la cabeza. Esto acarrea problemas serios, que afectan la autoestima, las relaciones sexuales, las parejas, los vínculos, etc.

Hablamos un poco de Kundalini Yoga, que también se imparte en SenSex. Y de masaje Tántrico. Se trata de activar la energía, desde todos los puntos energéticos. Y aprender a gozar de todo nuestro mapa. Y no sólo de nuestros órganos sexuales. Se trata de expandir la consciencia y darnos amor, a nosotros mismo y al otro.

Y como conclusión, decirte que la única manera de conquistar algo nuevo en tu vida, sea tu bienestar, salud, sexualidad, etc., es moviendo ficha. Hay que tener cierta voluntad de hacer algo más, de abrir una ventana. De verse, de cambiar. De acercarse a un taller, de ponerse en marcha. De pedir ayuda, de consultar. Estamos todos aquí, los humanos, para ayudarnos. Contemos con nosotros, sino estamos fritos.

Terminamos hablando de menopausia… Y la mala prensa que tiene, al no ser reproductivas, parece que nos somos productivas, y entonces te vuelves descartable. Pues no. Los años traen experiencia y autoconocimiento, y esto te puede brindar una vida sexual plena y mucho, mucho placer. Somos seres sexuados desde que nacemos hasta que morimos. ¡Excelente noticia! Así que, integrar la sexualidad a la vida, no como un trámite más sino como una fuente de placer y conocimiento, bienestar, etc., es crucial.

Hay que recuperar nuestro poder.

Contacta con Espacio Sensex, y con Cris.

@espacio_sensex

Sensex

El enlace del vídeo aquí:

https://youtu.be/KNjVaRjnGbE

Seguimos apoyándonos, con consciencia, con amor. Besos! ❤️❤️❤️

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.