YO ME PROPONGO

¡Hola! 🤗¿Qué tal estamos hoy? Comienza un nuevo año y parece que el efecto es como de resetearnos. Por lo menos para mí, es como volver el contador a cero, 0️⃣ pero mucho mejor, porque conservas la experiencia, el aprendizaje, y eres más fuerte. Sobre todo, aprieto el botón de reset con el propósito de arrancar más liviana. 🦋 Te invito en este post a hacer una reflexión. Vaciar el cuerpo, la mente, y el espacio que habitamos, siempre es sano.

¿Qué te sobra? ¿Qué ya no quieres? 🎒🎒🎒

Puede ser ropa, cosas, personas tóxicas, hábitos no saludables, cosas que te hacen sentir mal, creencias que te limitan. Haz una lista. No hace falta quitarse todo de golpe. Sobre todo hay que hacerse la pregunta ¿Esto me hace bien? ¿Necesito esto?… Si la respuesta es NO, quítalo. Te sobra. A veces parece una decisión fría. Pero… Si tú no estás bien, si algo te pesa, te ancla, te hace sentir mal… ¿Puedes dar lo mejor de ti a los demás?… En definitiva… Lo que parece una decisión egoísta es lo más altruista posible. Y en cuanto a cosas materiales, que acumulamos y acumulamos, lo mismo. ¿Lo uso?… ¿Lo necesito?… Entonces lo doy, lo regalo, lo tiro. Le doy otra oportunidad y me desprendo, y así aliviano todo, mi carga, mi casa, mi armario, etc. Vete tachando conforme lo vayas quitando. Quizás te lleva todo el año, o quizás algunas cosas se quedan para el próximo. No importa. No se trata de exigirnos ni castigarnos, sino de ir vaciando la mochila.

¿Qué SÍ quieres? ✨✨✨

El cerebro no entiende la palabra NO. Así que mejor que enunciar “No quiero más esto… O lo otro… ” Es ponerlo en positivo. “Quiero esto”… “Quiero conseguir…” “Quiero dejar de quejarme” En lugar de “No quiero quejarme más”… Tómate un tiempo para este ejercicio. Te sorprenderás de los resultados. Y… Escríbelo. Es muy importante escribir porque el cerebro lo integra mucho mejor. Léelo cada mañana. Te llevará menos de un minuto. Si lo pones en la mesilla de noche, o la mesa de luz, podrás leerlo antes de dormir también.

Las palabras clave aquí serían:

Quiero…

Es bueno luego. pasar del deseo a la afirmación. Por ejemplo: “Quiero ganar más dinero”->”Gano más dinero”. El deseo, desde un lugar de carencia, vibra más bajo que la realización, entonces nunca se encuentran. 💖💖💖

Tengo…

“Tengo ganas de sacar un ratito para mí”-> “Tengo una hora por la mañana para mí” Y la hago posible porque protejo ese tiempo. ⌚️🕰⏳

Agradezco…

Esta no tiene trampa. “Gracias por mis bellos hijos..” “Agradezco estar sana”…🍀🤞🏼🍀

¿Qué te gustaría conquistar para ti?

Quizás quieres sacar un rato para meditar 🧘🏻‍♀️, o para hacer ejercicio, o para leer. Te digo una cosa, si no reservas ese tiempo, algo o alguien te lo comerá. Esto es como cuando te quieres guardar chocolate para después. Si no lo escondes un poco, alguien lo comerá 🍫. Aquí es cuando yo digo “protege” ese tiempo, como un tesoro. Si cada día fijas un poco de atención en eso que quieres conquistar, y lo vas haciendo realidad poco a poco, lo conseguirás. Por ejemplo, el primer día caminas diez minutos. El segundo doce. Y así… 🗓 En una semana estarás haciendo quizás una buena caminata de 30 minutos. Que perfectamente puedes adoptar como un nuevo hábito. Treinta minutos tres veces por semana. Y cada mañana, cinco minutos de ejercicios hipopresivos: postura, respiración, hacerte fuerte. Si a la vez lees en el espejo algo que te motive, seguro tu día empieza fenomenal. Será un día prometedor lleno de cosas lindas. ☀️☀️☀️

A veces nos hacemos propósitos titánicos. Mejor empezar con algo chiquito. Como dice nuestra amiga nutricionista, Julieta en nuestro curso de HYPOGYM21, primero agregamos algo más de ensalada en nuestro plato, y vamos quitando carne, grasa, harinas, azúcares. Hasta llegar a un equilibrio. De a poco. Conquistando cada cosa. Es mucho más gratificante. 🏆🏆🏆

Te animo a conquistar algo nuevo, algo para ti, el mes de enero. Una cosa que desees. Sólo una. Luego en febrero, ya vemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.