Posturas de descarga a cuatro patas.

Aquí comparto un trocito de mi Guía Práctica de Gimnasia Hipopresiva, editada en Amazon, en español e inglés, donde explico toda la técnica hipopresiva de manera sencilla para que todos podáis/puedan practicar.

Ahora vamos a ver la primera postura a cuatro patas. Se trata de una postura de descarga. Siempre procuraremos alternar una de carga con una de descarga, o dos por una. Y ha sido llamada MAIA.

Puedes apoyar las rodillas en una superficie más mullida. En lugar de llevar el eje hacia arriba, nos tumbamos hacia adelante. Pero, toda la musculatura sigue el eje de la columna y se está estirando permanentemente.

Los pies no se modifican. Bajas redondit@ como adorando al sol. Apoyas antebrazos y manos. Las manos se miran entre sí, los dedos en contacto formando un triangulito con índices y pulgares. Los codos van hacia afuera y tus escápulas siguen conectadas hacia afuera también trabajando los músculos dorsales.

Los muslos (fémures) estarán perpendiculares al suelo. Comprueba esto viendo tus caderas en línea con tus rodillas.

Estiras la espalda y apoyas la frente en el triangulito formado por las manos. Puedes hacerlo con la frente apoyada pero haciendo fuerza con los brazos, sin echar peso en las cervicales.

Luego hazla separando un poco la frente del suelo haciendo fuerza con los brazos, rechazando el suelo. El mentón tiende al pecho ligeramente, sin estrangular la garganta, elongando cervicales.

Posteriormente, haremos otra postura de Maya con la espalda más redondeada, la coronilla tendiendo al suelo en lugar de la frente, y los antebrazos y manos paralelos entre sí.

Prueba de estas Mayas la que mejor y más fácil te resulte al principio. Vete alternando. Dis- fruta el vacío espectacular que se produce en Maya, como en muchas posturas de descarga.

Ya sabes, una vez construída la postura, incorporas la respiración. Inhalo (I) – Exhalo (E) – vacío abdominal con apertura de costillas – I-E-I-E (dos veces con normalidad para descansar) y repito el ciclo. Generalmente haremos dos respiraciones de reposo entre apnea y vacío abdomninal. Aunque al iniciar la práctica es mejor hacer tres.

GAIA

Gaia es prima hermana de Maya o Maia, pero trabajarás más tus brazos. También estarás en cuadrupedia (cuatro patas).

Donde tienes los codos, colocas las manos, apoyadas, mirando los dedos hacia adentro, con las muñecas rotadas, los codos hacia afuera, escápulas fuera del tronco, dorsales activos, estirando el cuello (nariz tiende a esternón).

Uf, ¿son muchas cosas?… Haz las transiciones un par de veces y luego ya se te graban. Son muy naturales y nada forzadas.

Misma posición para muslos y para pies. Siempre elongando el eje del cuerpo. Una vez construída la postura, añades el ciclo respiratorio. ¡Y a disfrutar de unos vacíos abdominales espectaculares!

Aquí ell enlace del libro en Amazon 👉🏻 https://www.amazon.es/Gu%C3%ADa-Pr%C3%A1ctica-Gimnasia-Hipopresiva-Fitness/dp/1791733972/ref=sr_1_1?__mk_es_ES=%C3%85M%C3%85%C5%BD%C3%95%C3%91&crid=2PQXPX6HK9YB3&keywords=gu%C3%ADa+pr%C3%A1ctica+de+gimnasia+hipopresiva&qid=1666598905&sprefix=gu%C3%ADa+pr%C3%A1ctica+de+gimnasia+hipopresiva%2Caps%2C87&sr=8-1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.