DIN, DON, BELL-Y 🔔

Llega fin de año, y, como todo lo que acaba, trae también un nuevo comienzo 😃. Llega un nuevo año, por lo que, al menos yo, estoy muy agradecida🙏🏻. Un nuevo año lleno de posibilidades. Otro año para pintar un lienzo en blanco, para crecer, para ilusionarme, para compartir con personas, para aprender cosas nuevas 🎨. Una nueva oportunidad para conocerme y liderarme a mí misma/o. Un nuevo año que puede ser un abismo de incertidumbre, o un camino llano verde, un mar en calma o un mar bravío. Siempre son infinitas las posibilidades, y, casi todo, depende sólo de nosotros/as. 🌊 🏔

Alguien me dirá…. ¿Cómo que de nosotros?… Si ocurren muchas cosas día a día, cosas que ni deseamos, que no son buenas, que nos estresan… 👉🏻 Cierto. Pero, hasta donde yo he entendido hasta ahora, todo eso puede ser un abismo, un camino, un mar manso o bravío según cómo lo aceptemos, lo veamos, lo vivamos… Según cuánto seamos capaces de liderar nuestra mente para que no se enganche en el victimismo, el castigo, la negatividad. Al menos yo, lo confieso, estoy ahí. A veces noto cómo sube el estrés en mi cuerpo, me altera todo el campo físico, emocional, mental… 🤯 Y comprendo que sólo yo puedo pararlo. Y respiro. Y me paro en la vereda o acera de enfrente y lo miro todo desde otra perspectiva. O me transformo en dron o en pájaro, y lo miro todo desde arriba. 🦜

Pero esto es un “work in progress”, ahora que está tan de moda este término. O un “estoy de reformas”, como digo yo 🛠. A veces sale mejor, otras no. A veces somos conscientes, otras no. Y no somos mejores ni peores, aunque a veces yo siento que voy para atrás en el casillero del juego, supongo que conquistarse a uno mismo/a, conquistar un nuevo hábito, primero de pensamiento, y luego en la acción, lleva tiempo, perseverancia, muchas caídas y más levantadas. Y en esto estamos todos/as. 💪🏻

Y ya yendo al tema que nos atañe hoy… DIN, DON, BELL-Y… 🔔🔔🔔 Suenan las campanas de Navidad, vienen las fiestas y para muchos es una amenaza. ¡Oh, Dios! Otra vez a comer copiosamente, combinar todo mal, llenarme hasta casi no poder moverme, y luego comenzar el año llena/o de buenos propósitos y llena/o de comida… Quizás con unos kilos de más… Y esa barriguita delatora… (BELL=campana, BELLY=barriguita, en inglés), por eso el título del post. Me encanta jugar con las palabras. 🎉

Foto de metodohipopresivo.com

Hay muchas cosas que puedes hacer para no sentirte así. Y para no empezar el año con una barriga que no tenías y que no quieres. Ahora, entendamos esto. Si eres súper feliz con tu barriga, adelante 🕺🏼. Aunque a veces traiga problemas de salud o sea reflejo de un problema de salud (mira el post sobre la barriga). Yo te recomendaría que si éste es el caso, te despidas de tu amada barriga porque no te llevará por buen camino. (He conocido alguna persona que amaba su barriga, y un hombre me dijo que la barriga era un signo de masculinidad) 🤔.

Ahora bien, si es una barriguita persistente, pero no peligrosa, podemos trabajarla de a poco, eliminarla, o simplemente mantenerla a raya. Si es por una distensión de las vísceras, o por grasa se puede arreglar. A las malas, consultar con un especialista, nutricionista, endocrino, para ir a la raíz del asunto. Si es por una diástasis generada hace mucho, por ejemplo, habrá que ver otras maneras, a veces no podremos eliminarla, pero sí mantenerla a raya, tonificar nuestro abdomen, manteniendo las vísceras también en su sitio y más comprimidas, con un CORE sano con el que podamos contar para nuestra postura y buen funcionamiento, para estar más saludables en general, sentirnos más livianas/os, y ya de paso, que la ropa nos siente mejor. r👗👖

☑️ ¿Qué recomendaciones te puedo dar?… Veamos. Algunas las ignorarás; yo soy vegetariana y no me hincho a comer carne ni embutido. Pero esa es mi elección. Te doy algunos consejitos que a mí me funcionan y espero que te sirvan.

🔔 Antes de las cenas de navidad, etc., mantente lo más liviana/o posible: Comidas livianas, eliminar muy bien toxinas (ir al baño), hacer algo de deporte (caminatas, gym, tenis, lo que te guste) y por supuesto ejercicios hipopresivos para ir comprimiendo un poco esas vísceras y sintiendo tu musculatura interna. Así tendrás más consciencia a la hora de comer, te llenarás antes y podrás saber cuándo estás llegando a tu límite; después de las comilonas, echarás de menos no sentir tus músculos, te lo prometo.

🔔 Ya en esa cena o comida, mientras vas picoteando y hablando, lo más probable es que te llenes de aire. Esto es súper incómodo, pero es difícil remediarlo. Luego seremos un poco globos aerostáticos, pero… ¿Y las risas que nos echamos qué? Intenta mientras hablas con unos y con otros, cuando comes una tapa, un canapé, lo que sea, hacerlo conscientemente. Lo tomo con la mano, lo llevo a la boca, lo mastico, saboreo, y luego sigo hablando. Cada pieza con consciencia, verás qué buen ejercicio de traer la consciencia aquí, al presente.

🔔 No bebas mucho tragando, mejor sorbitos. Si es alcohol, más. Si es agua, antes de la comida, no durante. O, si es durante, sorbitos también. Si se diluyen mucho los jugos gástricos te costará más digerir.

🔔 Cuando lleguen los platos, pregúntate antes del próximo bocado: ¿tengo hambre?… Si la respuesta es sí, sigue comiendo. Mastica. Saborea. Así les das tiempo al estómago a saber cuándo está saciado antes de que sea demasiado tarde.

🔔 A mí siempre me ha gustado, el día 25 o el 1 de enero, o ambos, salir a caminar temprano. Bueno, lo más temprano posible según la fiesta de la noche anterior. No hay mucha gente. El aire es fresco, puro. Sientes que ayudas a tu cuerpo a eliminar toxinas y favorecerás esa sensación de bienestar. Sobre todo el 1 de enero, me gusta pensar que estreno el día, el año nuevo. Aunque sabemos que el calendario es sólo un invento, igual me gusta.

🔔 Ya si quieres rizar el rizo, has un ayuno o semi ayuno los días entre fiestas. Le das al cuerpo un respiro. Lo órganos han estado trabajando duro en la digestión, seguramente el páncreas ha segregado insulina como loco para capear el azíucar, el hígado debe haber estado haciendo horas extras para metabolizar todo, especialmente las grasas. Yo de vez en cuando, cuando me acuerdo, hablo con mis órganos. Les agradezco. Pruébalo. Mientras comes, mientras caminas, mientras haces cualquier actividad. Agradecer a tu corazón, a tus pulmones, a tu estómago, ¡a tus riñones! Éstos trabajan muuuuucho…..

🔔 Bebe bastante agua, mejor templada, y come menos hasta el próximo festín.

Bueno, espero que te sirva. Sobre todo, disfruta. 🎄 Eso no tiene precio, y lo que te rías, y disfrutes con tus seres queridos, seguramente hacen que tu cuerpo físico también se sienta mucho mejor. ¡Feliz Navidad y un excelente, próspero, saludable y feliz Año Nuevo!✨💖

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.