Depende… Todo depende… De según cómo se mire…

¡Hola todos/as! Siempre es un placer asomarme a esta ventana para compartir un rato. 🤗

Quizás estás tomando el café de la mañana, o el mate, o una infusión… O un zumo… ☕️🧉🥤Quizás estás buscando info sobre cómo estar mejor físicamente cuando no tienes tiempo ni para ir al baño… Conozco la sensación. Me pasó varias veces en mi vida: cuando era muy jovencita y hacía veinte cosas por día (siempre fui muy optimista con el uso del tiempo ⏱), o ya más mayor cuando fui madre de mellizos 🤰🏻. Sigo siéndolo, pero ya tienen 16 años, y requieren de mí mucho menos, claro. Pero sobre todo al inicio, no tenía tiempo ni para ir al baño. Era un poco exasperante. Encima, muchas veces, después de dar a luz, queremos volver a nuestro cuerpo lo más rápido posible, no nos tenemos paciencia, queremos sentirnos fuertes 💪🏻 YA, y que la ropa nos vuelva a quedar bien, y se hace difícil, sin tiempo para ti, para hacer ejercicio, o caminar, o hacer algo que te haga bien, que mejore tu estado general y tu percepción de tu estado 😃, porque son cosas distintas.

Si algo he ido aprendiendo (aunque aún estoy en la escuela primaria), es que depende, todo depende, de según cómo se mire, todo depende. 🤔 Es decir, si yo veo solamente el agobio que siento, la falta de tiempo, el corre corre, y me embarco en esa dinámica, será muy difícil salir. Si, sin embargo, veo esos ratitos para mí, aunque sean unos huequitos en el día a día, unas rendijas por donde verme a mí misma ✨, unos retales de tiempo para ir centrándome en mí, la motivación y los resultados serán otros. Y estos retales se irán convirtiendo en trozos de tela más y más grandes . Hasta llegar a ponernos cómodamente una manta, cuando lo necesitemos, varias veces al día, o varias veces a la semana. Quiero decir, ese tiempo enfocado en nosotras mismas (o nosotros), al ponerle atención, crecerá. Será más fácil encontrarlo 🔍.

Por eso diseñé mi curso pensando en que aprendas la mecánica y las posturas para usarlas en el día a día. Ya sabrás que sentada/o en el escritorio 👩🏽‍💻, en el coche 🚗, en una reunión por zoom… De pie en la cocina 👩🏻‍🍳, en la ducha, en el supermercado… En la cola del banco, en el cine 🎞, viendo una peli en casa… En cualquier momento y lugar puedes sacar un ratito. Y más aún si estás en medio de una tarea que pone en riesgo tu faja abdominal, tus lumbares, tu suelo pélvico, algo que requiera tu esfuerzo. Si haces consciente ese momento, ejecutas las pautas y te proteges, irás creando el hábito y la memoria muscular.🧠

Creo que todos estamos cansados de sumar y sumar tareas a nuestro día a día; ya tenemos bastante. Que hay que meditar, hacer mindfulness, aeróbicos, abdominales, más todo lo que conlleva trabajar, dentro y fuera de casa, llevar y traer niños, a veces ayudarlos con las tareas, sacar al perro, ir a la compra, que las coladas, hacer comida, tener un poco de vida social, algo de vida de pareja, etc., etc., etc. AAAAHHHHH!!!😱😱😱 ¡Es un montón!

Por eso, aunque es ideal tener un momento tranquila/o para nosotras/os mismas/os 🧘🏻‍♀️, si no se puede, es inútil además culpabilizarnos por ello. Yo cada vez más estoy haciendo que la culpa se haga más y más chiquita 🙅🏽‍♂️. Es un sentimiento perverso e inútil; no crea nada. Sólo obstaculiza tu crecimiento y el fluir de todo lo bueno. Es más inteligente y gratificante, aunque parezca estresante, incorporar el hábito de hacer varias cosas a la vez, sin volverte loca/o. Vas sumando pequeñas cositas que te hacen bien👍🏻. Puedo cocinar y hacer Hypo Gym,; estar en la cola del supermercado, o conduciendo, y haciendo ejercicios hipopresivos a la vez; trabajando mi core, postura, suelo pélvico, oxigenándome, activando la circulación y el sistema linfático, vaciando la mente en una respiración profunda, hacerme consciente del momento presente, mejorando el estado de ánimo, todo en un mismo pack, Haciendo una sola cosa, no veinte… Y si puedes y quieres metes unos ejercicios de Yoga Facial a la vez 😋😮🙄. Una vez aprendido, es rutina. Es hábito. El hábito hace al monje, dicen, pero ése es otro cantar. Al crear el hábito no piensas en ello. Un hábito se crea repitiendo algo durante al menos 21 días. Pero, día por día.

Hoy hago … mientras hago…

Completa esta frase cada día durante 21 días. Cada día pon lo mismo. Por ejemplo: “Hoy hago dos ejercicios hipopresivos de pie mientras me ducho”… Repite durante 21 días. Luego cambias. “Hoy hago dos ejercicios hipopresivos sentada/o mientras trabajo/miro la tele”. Repite durante 21 días. Y así vas sumando. Acabarás haciendo diez o más por día sin darte cuenta. Y notarás los resultados sin duda. 💪🏻

Como dicen por ahí, mejor mirar el vaso medio lleno antes que medio vacío. 🥛Al final, las circunstancias son las que son, y sólo con nuestra actitud podemos mejorarlas.

Espero que te sirvan estos consejos y ¡a por ello! 🤗

PD Cuéntame qué tal te ha ido con esto. ¿Has conseguido crear un hábito? ¿Notas resultados?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.