Bolas chinas

Primero, un poco de humor. Nunca olvidaré un día que llegué al teatro y comenté a viva voz en el camarín/camerino: “Ayer mi profe de Tai Chi me mostró sus bolas chinas”. Sí. ¿A qué no suena bien?… Tranquilos/as. Ni mi profe de Tai Chi me mostró sus partes, ni era chino. Las bolas que me mostró son unas bolas de metal huecas, con piezas de metal dentro que hacen ruidos como de cascabel. Vienen decoradas por fuera, son muy bonitas, y seguramente las has visto en algún hogar como adorno, o en el mismo bazar chino de la esquina de tu casa. 😉

Se utilizan de dos maneras: una, para automasaje en la mano (las haces girar sobre la palma de la mano unos minutos y luego cambias el sentido de rotación. Y luego con la otra mano. Aporta relajación y bienestar, no sólo por el masaje en sí, sino por las vibraciones de las piezas de metal que suenan dentro. La otra manera, es haciendo un masaje corporal: cabeza, cuello, espalda, abdomen, extremidades. Aporta relajación y alivia el dolor, las cefaleas, el insomnio, la mala circulación, las contracturas, el edema de piernas y pies, etc. Sobre todo en manos y pies, zonas reflejas de todo nuestro cuerpo, nos darán muchos beneficios. 🔮

Pero, el objetivo de este post, no es hablar de las esferas chinas de. masaje, ni de las partes de mi antiguo profesor de Tai Chi. El objetivo, es hablar de las famosas bolas chinas utilizadas para ejercitar el suelo pélvico. Algunas personas piensan que es un juguete para proporcionar placer sexual. Esto no es así, al menos no directamente. Las paredes de la vagina carecen de terminaciones nerviosas (excepto en su parte más externa). El placer vendrá después gracias a ese fortalecimiento del suelo pélvico y músculos de la vagina si realizas los ejercicios con las bolas (o si haces Hypo Gym 🤗)

De lo que se trata es de colocar la bola o las bolas en la vagina y sujetarlas durante unos 10-15 minutos mientras se desarrolla actividad. Me refiero a una actividad normal, no ir a correr o al gimnasio, al menos no al principio. Se comienza con una bola más grande y liviana para ir incrementando el peso y disminuyendo el tamaño. Esto obligará a los músculos vaginales a contraerse más para poder sujetar la o las bolas, y que éstas no se caigan. Es como cuando entrenas el bíceps en el gimnasio, o con mancuernas, salvando las distancias, irás incrementando peso a medida que ganes fuerza. 💪🏻

Está contrainidicado en varios casos: si la hipotonía es muy grande, es decir, si el suelo pélvico está muy debilitado, sobre todo después de parir, algunas mujeres se pueden frustrar mucho por no poder sujetar las bolas dentro, y puede ocasionar depresión. Mejor ni intentarlo. SIEMPRE SE DEBE CONSULTAR CON UN MÉDICO. Lo mismo una mujer que tiene vaginismo (cuando la vagina está prácticamente cerrada, por  la hiperactividad de uno o varios puntos gatillo situados en la musculatura del suelo pélvico, y es difícil y muy doloroso introducirse nada en ella, ni en una relación sexual, ni un tampón o copa menstrual). 😩

Pero volviendo al caso de que el suelo pélvico esté debilitado, y, queramos o tengamos que fortalecerlo, ya sea porque nos lo dijo el médico, ya sea porque notamos que los músculos están algo flojos, o porque queremos mejorar la relación sexual, las bolas chinas son un método eficaz. La vibración que produce el choque de la bolita interior de la bolas chinas contra las paredes de la vagina provoca una contracción involuntaria y continua de los músculos que la rodean, aumentando la circulación sanguínea, la lubricación y el tono muscular, todo esto se traducirá además de en el fortalecimiento del suelo pélvico (prevención de problemas de incontinencia y prolapsos), en una mejora en las relaciones sexuales. 😍

Si vas a utilizar un lubricante para introducirlas, lo que es recomendable, siempre elige un lubricante a base da agua, no de silicona. Si las bolas son de siliconas serán dañadas por un lubricante a base de silicona o aceite. Y para lavarlas siempre utiliza agua tibia y jabón, preferentemente neutro. 👌

¿Cómo elegirlas? La medida más habitual, está en torno a los 35 mm, aunque hay modelos más pequeños para mujeres que no han dado a luz o que les resulten más cómodas. La silicona o el ABS/PC de grado médico, usados especialmente por su carácter hipoalergénico son una gran garantía de higiene y de que no van a provocar irritaciones ni alteraciones dermatológicas. Intenta evitar los materiales porosos como el plástico, que pueden contener bacterias. Presta atención al material del cordón que no sea de hilo, por la misma razón. 🤔

Bolas chinas.

Ahora bien, éste invento es un aliado a la hora de trabajar específicamente estos músculos, como las mancuernas o pesas a la hora de fortalecer otra parte del cuerpo. Pero, siempre, salvo que el problema sea inminente y el médico lo diga, podemos trabajar esta musculatura con nuestro propio peso, con la práctica de Gimnasia Hipopresiva. Ya lo tenemos todo para practicar, no necesitamos nada, sólo aprender a hacerlo y repetirlo unas cuantas veces al día en distintos momentos, situaciones, lugares, etc. Eso es algo que está ahí para ti, para prevenir, corregir, mejorar, y siempre fortalecer, no sólo suelo pélvico, sino core, los músculos internos del abdomen, y todo el cuerpo. 💪🏻

Es hora de que esta parte de nuestro cuerpo no esté olvidada, con muy poco podemos ayudarnos mucho. Y saltan a la vista los múltiples beneficios. Así que, si sientes que esos músculos están flojitos, si en las relaciones sexuales la vagina no tiene tono, si la lubricación te cuesta, si detectas problemas de incontinencia, etc., comienza con Hypo Gym, y si quieres resultados rápidos específicos de suelo pélvico para solventar la debilidad, utiliza unas bolas chinas 15 minutos al día. Cuando vayas aumentando el peso y reduciendo el tamaño de las bolas, y aún así puedas sujetarlas, los músculos estarán fortalecidos y podrás efectuar un mantenimiento sólo con ejercicios hipopresivos, O puedes seguir usándolas una o dos veces por semana solamente y complementarlo con hipopresivos. Así te aseguras de no perder lo obtenido, de mantener el tono y la salud de tu suelo pélvico. 🤗

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.